La mejor intérprete de la música mexicana: Lucha Reyes


De Guadalajara, donde las mujeres tienen ojos grandes y negros y llevan en los labios una canción; donde los famosos jarros hacen mas fresca el agua y la calientita barbacoa se saborea en ricos tacos, de esa linda tierra que tiene música y canciones, de la incomparable Perla del Occidente, de ahí era la reina de la canción mexicana, la inolvidable Lucha Reyes.

Desde temprana edad sintió predilección por la música y poco a poco se fue abriendo paso entre varios aspirantes hasta que llegó a ocupar el sitio que reinó durante muchos años. Su vida fue una canción a su pueblo, a sus gentes y a sus costumbres, en ella todo significaba una melodía al compás del un Mariachi retador o una copla en la que relataba el amor de un gañán, como Juan Colorado que tanta fama le dio.

El año de 1954, marca precisamente 10 años de la muerte de una de las más grandes exponentes de la canción mexicana, quedando desde ese entonces, desierto el trono que ella supo ocupar con donaire, gentiliza y sentimiento en sus canciones. Pasaran muchos años para que alguien llegue a ser de tanta personalidad y aceptación en la canción ranchera mexicana como lo fue la inolvidable Lucha Reyes.

Huelgan los comentarios respecto a la Reina de la Canción Ranchera, ya que el público se encarga de colocar en el lugar de honor a quien honor y buen recuerdo merece.

En este disco se han reunido ocho de sus incomparables éxitos; ellos son las canciones que México siempre aplaude con alegría y entusiasmo.

He aquí el reparto musical que se ha logrado en la confección de esta grabación: Caminito de Contreras. La descripción musical del Caminito de Contreras resulta lleno de matices que hacen sea una de las favoritas de aquellos que gustan de un recuerdo en la voz de Lucha Reyes.

La sentencia repetida es casi siempre cumplida. Y nadie mejor para ello que el título de una canción. No se te olvide otra de las grandes creaciones de la artista que conquistó a México y a los mexicanos.

De Uruapan, Michoacán, donde se baila la tradicional Danza de los Viejitos, de donde se manufacturan las hermosas jícaras, llegó una canción que se popularizó rápidamente debido a Lucha que supo cantarla como nadie. Uruapan.

Todo el colorido de un sarape queda impreso en la musicalidad Así semos en Jalisco una de las canciones en las que Lucha Reyes, Reina de la Canción Mexicana puso su alma y corazón. Lucha Reyes le dio una canción al Estado de Sonora en el corrido que al paso de los años cobra mayor arraigo entre las gentes del norte. El Corrido de Sonora.
Ay mamita…! La simpática expresión de las chicas quinceañeras, cuando sufren un reproche de parte de los de casa, quedó grabado con toda la sencillez que caracterizó a la más grande intérprete de la canción mexicana.
Tlaquepaque el risueño pueblecito de Guadalajara, con ferias llenas de colorido y con sus ollas de barro que hacen más fresco el dulce tepache, también se vio cantada en la voz de la inmortal Lucha Reyes.

Que sea este disco uno de los preferidos de quienes gustan de las canciones mexicanas en toda su ardiente expresión y sentimiento de quienes al través de los años conservan un sitio para quien fue su artista consentida.